Indignación de colombianos por casos de violación de menores

Inicio >> Noticias >> Indignación de colombianos por casos de violación de menores
Imagen de Canal Institucional

En las últimas horas se conoció el caso que habría sucedido en septiembre, pero no ha tenido avances significativos.

Luego de conocerse los hechos vividos por una niña embera, víctima de violación por parte de miembros del Ejército Nacional, en Risaralda, iniciaron distintas denuncias en redes sociales, sobre casos similares en los que presuntamente no se han tomado las medidas suficientes.

De esta manera, el día lunes, el Ejército Nacional, expidió un Comunicado de Prensa, haciendo referencia a "un presunto caso de violencia sexual contra una menor indígena en el Guaviare" en el mes de septiembre de 2019.

Aseguran que el Batallón de Infantería N.19 general Joaquín París inició proceso de indagación disciplinaria, tras conocerse los hechos, y posteriormente, fue remitido a la Procuraduría Regional de Guaviare.

Los hechos

Según un informe de la revista Semana, los hechos incluyen a un sargento, un cabo y seis soldados, que presuntamente habrían secuestrado a una niña de la comunidad nukak makú, fue llevada a la fuerza al campamento del batallón y allí la encerraron en un cuarto, donde habría sido abusada sexualmente en repetidas ocasiones.

La niña apareció deambulando desnuda cerca del lugar de los hechos 5 días después de su desaparición. Las autoridades la recogieron y fue valorada por medicina legal.

Según el relato de la menor de 13 años, detallado en un informe de la Defensoría del Pueblo, el 8 de septiembre de 2019 fue llevada por la fuerza a una habitación del campamento, en el que permaneció durante 5 días, incomunicada, tiempo en el que no le dieron nada de comer ni beber. Posteriormente, en la mañana del 13 de septiembre, logró escapar, hasta salir a la carretera, donde fue encontrada por las autoridades.

Luego de conocerse el caso, se realizaron los exámenes correspondientes, la menor fue llevada a un centro del Instituto Colombiano de bienestar Familiar (ICBF) donde recibió apoyo psicológico, sin embargo, reportan que la afectación fue tan alta que la menor prefirió huir.

¿Qué dicen las autoridades?

Tras conocerse los hechos, que hasta el momento no habían tenido mayor cubrimiento mediático, el defensor del Pueblo, Carlos Alfonso Negret, le manifestó a distintos medios de comunicación que la Defensoría tuvo conocimiento de los hechos desde el mes de septiembre, momento en el que pidió una explicación al Ejército Nacional y autoridades competentes.

"Es un hecho que debemos condenar por eso desde septiembre le pedimos a la Policía de Guaviare que investigara (...) es un reprocho total sobre esta falta de humanidad sobre las comunidades indígenas y sobre los niños", manifestó el defensor.

Desde septiembre la Defensoría ha encabezado este proceso, en el que aún no se conocen las medidas o correctivos aplicados.

A su vez, el comandante del Ejército Eduardo Enrique Zapateiro Altamiranda manifestó en sus redes sociales su firmeza ante este tipo de casos asegurando que "Aquel que no actúe dentro de los principios éticos, valores morales y virtudes militares del verdadero soldado no será digno de estar en el Ejército Nacional, y recurriré a las facultades legales como comandante de esta institución amada por los colombianos"

Hasta el momento, no se conoce pronunciamiento oficial de la fiscalía ante este caso.

Reacción de la ciudadanía

Este hecho se conoce tras una semana del caso de la niña embera violada en Risaralda y de que sus agresores aceptaran la culpabilidad ante los hechos. Lo cual ha despertado la reacción de miles de personas en redes sociales.

Los usuarios han viralizado el hashtag #Emberaquémonos, con el que demuestran su indignación y descontento ante estos lamentables casos. Los ciudadanos piden acciones ejemplares en los recientes casos en contra de niñas indígenas. Esto se suma a las exigencias ante casos de abuso y feminicidios.

Personalidades públicas también se han sumado al movimiento que exige que cesen estas situaciones y que se apliquen correctivos y penas ejemplares.

Medicina Legal reporta que entre enero y mayo del 2020 se han realizado 7.544 exámenes por presunto abuso sexual, de los cuales 6.479 tenían víctimas menores de edad, 5.422 mujeres y 1.057 hombres.

Adicionalmente, Ariel Avila, miembro de la Corporación Nuevo Arco Iris, en Semana TV, ha manifestado que se encuentra en investigación de 5 casos más que implicaría a miembros de la fuerza pública y menores de edad.

Este tipo de hechos han despertado la discusión sobre la urgencia de aplicar la ley de cadena perpetua para abusadores, que fue firmada recientemente por la Presidencia Nacional, pero que continúa en trámite para el inicio de su uso en la legislatura.

REDACCIÓN CANAL INSTITUCIONAL