¿Cómo están los colombianos tras 100 días de aislamiento?

Inicio >> Noticias >> ¿Cómo están los colombianos tras 100 días de aislamiento?
cuarentena en colombia

Han sido varios los retos que han tenido que superar los colombianos en 100 días de cuarentena por la pandemia de la COVID-19

Imagen de Canal Institucional

Han sido varios los retos que han tenido que superar los colombianos en 100 días de cuarentena por la pandemia de la COVID-19

Colombia cumple 100 días de aislamiento preventivo por el coronavirus COVID-19. Fue a través del decreto 457 del 22 de marzo de 2020, que se inició una cuarentena desde el día 25 del mismo mes.

El 6 de marzo del 2020 el ministerio de Salud confirmaba el primer caso del nuevo coronavirus en el país, cuyo origen se dio en China a inicios del año y que paralizó el mundo tras la declaratoria de pandemia por parte de la Organización Mundial de la Salud -OMS.

Lee también: Presidente anuncia extensión de cuarentena hasta julio 15

Para el 2 de julio Colombia ya contaba con 106.110 contagiados, de los cuales 57.714 permanecían activos, 3.641 fallecidos y 44.531 recuperados.

A nivel mundial la situación sigue siendo dramática con más de 10.5 millones de casos confirmados y 515.973 muertes.

Los colombianos tuvieron que adaptarse a un nuevo estilo de vida en cuarentena, y aunque en lo corrido de estos 100 días se han reactivado algunas actividades, todavía son muchos quienes continúan trabajando y estudiando desde sus casas.

El impacto económico ha sido evidente. En mayo de 2020, 4.902.000 personas quedaron desocupadas, la tasa de desempleo llegó al 21,4 %. Sectores como el turístico y el gastronómico han sido gravemente afectados, impulsando la informalidad.

La salud ha sido afectada más allá del mismo virus, por el que se han comenzado a ocupar las camas de las unidades de cuidados intensivos principalmente en Bogotá, Valle y Atlántico; el confinamiento también ha afectado la salud mental de los colombianos.

Un estudio revelado por Profamilia el pasado mes de mayo, evidenció que el 75 % de los encuestados había tenido algún problema de salud mental relacionada con el aislamiento preventivo obligatorio decretado por la pandemia de COVID-19.

Para analizar estos 100 días de aislamiento en Colombia, Canal Institucional indagó con expertos en medicina, sicología y economía, lo que ha significado desde cada una de esas áreas la pandemia por la COVID-19 y los retos que se tienen a futuro.


La economía, una de las mayores preocupaciones por la pandemia

 

La pandemia por la COVID-19 ha desencadenado una recesión económica a nivel mundial. El Fondo Monetario Internacional -FMI- proyecta una caída del 5,2 %, mientras el Banco Mundial la estima en 4,2.

"Esta desaceleración económica tienen consecuencias importantes a nivel social ya que se debe en parte a que una vez inicia la cuarentena muchas empresas dejan de vender, muchas empresas dejan de operar" afirmó Wilson Rodríguez, profesor de planta del departamento de Finanzas de la Escuela Internacional de Ciencias Económicas y Administrativas de la Universidad de La Sabana.

Al dejar de operar las empresas no requieren trabajadores, hecho que se ha evidenciado en las recientes tasas de desempleo, con el agravante de que "si además añadimos que históricamente la población en Colombia ha estado entre un 40 y 50 por ciento en la informalidad, pues esto muestra claramente cuáles son las repercusiones que se va a tener en los ingresos de la población y por tanto en sus niveles de consumo y estilo de vida", dijo Rodríguez.

Sobre este tema puedes ver: Los colombianos recurren al rebusque por la cuarentena

El Estado ha implementado ayudas a la población más vulnerable, en un intento de evitar una caída más drástica de la economía y apaciguar sus efectos sociales. Entre ellas se destaca el trabajo del Departamento Nacional de Planeación -DNP- con 'Ingreso Seguro', así como el subsidio hasta del 40 por ciento de un salario mínimo a la nómina y políticas que buscan subsidiar las primas que se debieron pagar a mitad de año, pero es claro que el presupuesto de la Nación tiene limitaciones.

"Lo que estamos buscando entonces por parte del Gobierno es liberar flujo de caja para las empresas, tratar de que haya menos presión dentro de sus requerimientos de efectivo", explicó el profesor.

La lucha contra el hambre es uno de los mayores retos durante la cuarentena, ya que una de las consecuencias de la desaceleración económica en Colombia es que retrocederá varios años en los logros obtenidos en el país en la lucha contra la pobreza. Sin embargo, el Gobierno Nacional ha trasladado recursos a programas como 'Familias en Acción', 'Adulto Mayor' y 'Jóvenes en Acción' para que tengan ingresos con los cuales mantenerse durante el aislamiento.

Lee también: Ingreso Solidario se mantendrá durante 6 meses más

"Esperamos que sigan un tipo de políticas de desarrollo que nos permitan, desde las limitaciones que se entienden en el presupuesto público seguir atacando este problema tan grande como es el hambre y la pobreza", concluyó.

La importancia de cuidar la salud mental durante la crisis


El impacto de la crisis del coronavirus no solo se siente a nivel de salud y economía: también ha generado una situación delicada en el plano de la salud mental. A la preocupación por un posible contagio y enfermedad, se le suman las dificultades a nivel laboral y la dificultad que presenta a nivel psicológico someterse a un aislamiento y a todos los cambios que se han presentado este año.

El Ministerio de Salud ha hecho recomendaciones para evitar o combatir los cuadros depresivos, encontrando nuevas maneras de luchar contra la adversidad y enfrentarla. Además, durante la cuarentena ha dispuesto líneas de atención para las personas que presenten síntomas relacionados con la depresión.

Sin embargo, las rutinas de aislamiento y medidas se mantendrán por un largo periodo de tiempo, de acuerdo a las previsiones de expertos. Por eso, el doctor Rodrigo Córdoba, especialista psiquiatra, director del Departamento de Psiquiatría de la Universidad del Rosario, indicó la importancia de tratar este tema durante la situación adversa que atravesamos.

"Hablar de salud mental no significa no tener enfermedad mental, no es la ausencia de enfermedad, sino es la capacidad de adaptarse a las situaciones imprevistas, inesperadas y en ese sentido, toca tener una visión integral y cuidar tanto la salud física y mental", afirmó el doctor Córdoba.

Lee también: La nostalgia que ha traído la cuarentena

Él recordó que, en ese sentido, tener situaciones de bienestar, actividades recreativas, establecer vínculos afectivos, son señales que son importantes de tener en este sentido.

"Pero hay algunas señales de alarma, donde se ve el riesgo: la falta de sueño, irritabilidad, sentimientos de frustración y desesperanza, el confundir las cosas de la realidad", advirtió el especialista.

Córdoba precisó lo fundamental de buscar ayuda, si así se requiere y las sensaciones o síntomas así lo indican: Es muy importante tener actividades lúdicas, recreativas en todo sentido, pero tener presente que el equilibrio emocional también se rompe.

"En ese sentido, buscar ayuda si se considera necesario, ya sea un profesional de la salud mental, un psiquiatra, un psicólogo o cualquiera de las redes que están funcionando constantemente", recomendó el doctor Córdoba.

Los médicos, nuestra gran esperanza en medio de la crisis

 

El doctor José Julián Buelvas, médico intensivista que trabaja en Soledad, Atlántico, es uno de los rostros que refleja las dificultades que ha traído la pandemia para el sector salud, pero también le ha puesto la cara a la valentía y disposición que este gremio mantiene, a favor de la salud de millones de personas.

El especialista, quien, pese a la serie de amenazas y la situación difícil que vivió con esta circunstancia, siguió trabajando en unidades de cuidados intensivos de un departamento que ha sido duramente golpeado por la pandemia. Al cumplirse 100 días de cuarentena en Colombia, hay un 80 % de ocupación de unidades en la zona, lo que indica el cuidado que se debe tener con los pacientes.

"En este momento, ellos están recibiendo una atención oportuna, en coordinación con los centros especializados, el Gobierno y las comunidades científicas de la ciudad, haciendo referencia a las unidades de cuidados intensivos", informó el doctor Buelvas, recordando además que la cuarentena es un momento en el que se trabaja unidos, de la mano para atender a quienes lo necesitan.

El doctor advirtió que, en su región, las UCI llegarán a un 100 % de su capacidad, al hablar del panorama que presenta la pandemia en los próximos días: "tenemos que comenzar ya a implementar los protocolos que destino el distrito y el centro con camas en Puerta de Oro, que está asignado para pacientes que no son Covid y tienen otras patologías", pidió el doctor Buelvas, con el fin de desocupar camas con ventiladores, para atender a pacientes contagiados.

Luego de la situación que afrontó y que han vivido cientos de profesionales de la salud en el país, el doctor Buelvas reflexionó sobre su papel, precisando que todo el gremio médico es solidario con las personas y sus familias, que se ven envueltas en la pandemia.

"Nosotros entendemos que no es fácil entregar un familiar a una clínica, unos médicos y de pronto entrar a un aislamiento y no verlo o en el peor de los casos, que el paciente pueda fallecer", expresó el médico intensivista, recalcando que la función del médico no es otra que salvar vidas y estar dispuesto a prestar sus servicios para ayudar a los pacientes.

"Estos protocolos implementados a nivel nacional e internacional lo único que buscan es ayudar a evitar la propagación del virus", añadió el doctor Buelvas.

Te invitamos a leer: ¿Cómo van los profesionales de la salud en Colombia?

El especialista envió un mensaje a la sociedad, en el que indica que los médicos solicitan apoyo, respeto por la labor, acompañamiento, seguridad, trabajar con tranquilidad, con dignidad y de la mano con el Gobierno.

"Esto es un trabajo en equipo, comunidad, gobierno y gremio de la salud, para poder salir adelante, todos debemos trabajar en equipo".

JUAN DAVID CORTÉS L. / MARIO CABRERA