Presidentas del Congreso, una deuda del legislativo

Inicio >> Noticias >> Presidentas del Congreso, una deuda del legislativo
Presidentas del Congreso
Imagen de Canal Institucional

A lo largo de los años, el cargo de presidencia de Cámara y Senado ha sido ocupado solo por 5 mujeres.

Luego de la elección de Arturo Char como presidente del Senado y Congreso de la República, se han despertado varios temas de debate. Uno de los cuales hace referencia a la falta de presencia femenina en este cargo históricamente.

En el año 158 fueron elegidas por primera vez dos congresistas mujeres: la primera senadora fue Esmeralda Arboleda y la primera representante Carmenza Rocha. Más de 60 años después, solo 3 senadoras han llegado a esta posición: Claudia Blum (2005-2006), Dilian Francisca Toro (2006-2007) y Nancy Patricia Gutiérrez (2007-2008).

Para el caso de la Cámara de Representantes, solo dos congresistas han ocupado la presidencia: Nancy Patricia Gutiérrez (2000) y Zulema Jattin (2004-2005)

Te puede interesar: Arturo Char, elegido nuevo presidente del Senado

Cabe destacar que la congresista Gutiérrez presidió la Cámara tras la destitución del titular, representante Armando Pomarico.

Estas cifras dan muestra del desequilibro en la ocupación de altos cargos en el Congeso entre hombres y mujeres.

Adicionalmente, en el porcentaje de ocupación de las curules es evidente la diferencia de hombres vs mujeres. Por ejemplo, en las elecciones del 2018, se posesionaron 25 senadoras y 31 mujeres representantes a la Cámara. Es decir, cerca del 20 % del total de 279 congresistas.

Lee también: Devolución del IVA: consulta si eres beneficiario

Históricos de composición

1991. 6 senadoras y 12 representantes

1994. 7 senadoras y 18 representantes

1998. 13 senadoras y 19 representantes

2002. 10 senadoras y 19 representantes

2006. 12 senadoras y 15 representantes

2010. 17 senadoras  y 19 representantes

2014. 23 senadoras y 28 representantes

Si bien a lo largo de los años se ha visto un aumento de presencia de las mujeres en el Congreso, aún hace falta camino para ver un porcentaje más equilibrado de ocupación de los altos por mujeres.

ERIKA PULIDO PRADA